Intercambio cultural y esparcimiento humano.

Es un hecho que casi todas las ciudades más importantes del mundo tengan algo en común y eso sea un barrio chino.

Quizás el racismo, la búsqueda de protección, la necesidad de reunirse con pares, el hablar un mismo idioma o transmitir la propia cultura, sean solo algunos de los motivos que le dan origen a este fenómeno.

Estos pequeños sectores urbanos con identidad propia, y bien marcada, representan una alternativa turística verdaderamente novedosa para quienes están buscando una experiencia cultural distinta. Por eso, es probable que aquellos que se aventuren a interactuar con estos espacios, encuentren en ellos extrañezas que están fuera de la rutina de todos los días.

Son barrios dinámicos, que captan nuestra atención y ofrecen una gastronomía amplia, variada y distinta a la que estamos acostumbrados, incentivándonos a probar productos que en otros puntos de la ciudad no encontramos. Además hay objetos de decoración, producciones artísticas, especias naturales, cremas para la piel, vestimenta típica y todo tipo de cosas propias del oriente.

Por último, la ventaja más grande. No es casualidad que el intercambio cultural y la movilidad social sean de los factores que más favorecen la pacificación en el mundo, permitiéndonos apertura mental y tolerancia.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • KukiDrinkwater KukiDrinkwater 12 Oct. 2016 19:15

    Arriba la diversidad cultural

  • SantiagoDelSel SantiagoDelSel 11 Oct. 2016 12:08

    @Theo me parece que la bici es factor multiplicador para todo tipo de actividad. Porque si la pasas mal, peor es una posibilidad.

  • Theo Theo 11 Oct. 2016 11:21

    Y si vas en bici ni te cuento cande, programa completo!!

  • eljineteazul eljineteazul 11 Oct. 2016 11:01

    Me encantó la nota...Viva la pluralidad!!!